“Mi querida hermanita”, carta de Juan Carlos Añez a la expresidenta

Añez trata de al menos tocar a sus hijos a la salida de la cárcel de Miraflores. APG.

El tono de la misiva está estrechamente relacionado con el deteriorado estado de salud de la exmandataria.

Página Siete

Juan Carlos Añez escribió hoy una carta pública a su hermana, la expresidenta Jeanine Añez,  quien perdió casi 12 kilos desde que fue encerrada en una celda de la Cárcel de Mujeres de Miraflores, La Paz, hace cinco meses La Paz.

El tono de la misiva está estrechamente relacionado con el deteriorado estado de salud de la exmandataria, quien tiene siete procesos en su contra instaurados por hechos vinculados a sus 11 meses de gobierno y quien con ampliaciones y desdoblamientos permanecerá al menos hasta el 3 de febrero de 2022 con detención preventiva.

Este viernes se conoció un mensaje escrito presuntamente por ella, ya que está en primera persona, en el que dice: “Como ser humano he agotado mis límites del esfuerzo; que el sufrimiento no es solo físico y sicológico, que va más allá de todo lo que he experimentado en la vida, pues veo ya con cansancio y desesperación las lágrimas impotentes de mis hijos».

     «MI QUERIDA HERMANITA».

«Quisiera decir muchas cosas que  “humanamente” siento al verte sufrir; quisiera gritar a los cuatro        vientos: Basta de tanta injusticia, basta de tantas mentiras, basta de tanto odio, pero también…  basta de tanta apatía e indiferencia; pero gracias a Dios, Su Palabra me enseña: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida”(Prov. 4:23)»:

«Aunque para muchos parezca locura, Bendigo en el nombre de Cristo Jesús a todos quienes te hacen daño mi querida hermanita; pido a Dios que tenga misericordia de ellos y que los libere de esas cárceles de odio, rencor y maldad en las que se encuentran, allí donde los tiene presos el enemigo invisible (satanás y sus demonios). Mientras tanto, yo seguiré orando y clamando a nuestro Dios; seguiré confiadamente creyendo que Dios está en control de tu vida y de tus circunstancias; jamás dejaré de esperar el día en que ÉL, te dará la libertad que tanto mereces; porque creo en ÉL y creo en sus promesas escritas en la biblia (Jeremías 33:3; Isaías 41:13; Romanos 8:28; Deuteronomio 3:22; Romanos 12:19; etc.). Se también, que ese enemigo invisible que los tiene cautivos a tus verdugos, YA FUE DERROTADO en la Cruz del calvario; y quien lo derrotó y le quitó toda autoridad, es nuestro Dios hermanita; el único Dios verdadero que existe; el que te dará tu libertad: CRISTO JESÚS!!.!

«Pido también a Dios (quien está en tu corazón a través de Su Espíritu Santo), que te llene de fortaleza, paz y paciencia hasta que llegue el día en celebraremos juntos de la libertad que Dios nos regaló y que hoy, ilegal e injustamente te están arrebatando».

                  Tu hermano

                          JC.