Esperan la expulsión del Presidente de la CUB en el congreso de Potosí

* También cuestionan la presencia de los hermanos Quelali

ANF

El décimo tercer congreso nacional de universidades se lleva a cabo en Potosí y para las comisiones que se conforman para distintos temas, varias delegaciones piden aprobar la resolución de expulsión del longevo dirigente Max Mendoza del sistema universitario.

“La sanción tendría que ser la expulsión del sistema universitario, dentro de la justicia universitaria, pero eso no lo exime de las responsabilidades penales que afronta”, afirmó el representante de la delegación de Chuquisaca, Sergio Vargas. Agregó: “creo que va a ser una de las primeras resoluciones del congreso universitario”.

La moción de expulsar a Mendoza del sistema universitario, para que deje de ser estudiante y dirigente, tiene apoyo de un bloque de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). María Conde, representante del Honorable Consejo Universitario, de la casa de estudios superiores paceña, afirmó que durante la conformación de las comisiones plantearán la expulsión del dirigente de 52 años de edad.

“En el congreso se va plantear la expulsión, se tendría que sacar una resolución; el señor Max Mendoza no estaría como universitario, se lo expulsaría del sistema universitario”, afirmó la estudiante de la UMSA.

La posición de la delegación paceña no es unánime ya que también está el bloque de Álvaro Quelali, afín a Mendoza, quien además tiene a su hermano, Sergio, en el congreso. Conde explicó que los dos dirigentes cuestionados evitaron exponerse y participan en las sesiones de forma escueta.

“Han ingresado por otra puerta (Álvaro y Sergio Quelali), han ingresado rápido, entonces, han terminado así, escondiéndose”, dijo Conde. Agregó que el grupo del actual líder de la Federación Universitaria Local de la UMSA, se reunió con otros allegados a Max Mendoza.

La expulsión de Mendoza del sistema universitario fue el preámbulo del congreso. La semana pasada, el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), Vicente Cuellar, sugirió la idea y también anunció la posible salida de esta institución del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), al considerar que genera un gasto insulso.

El dirigente de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB) y secretario ejecutivo de la CEUB está recluido en el penal de San Pedro de La Paz con detención preventiva. Lo investigan por dos delitos: conducta antieconómica y usurpación de funciones.

Vargas aseguró que las delegaciones expresan satisfacción por la decisión judicial contra Mendoza; sin embargo, hay bloques, como de Pando, Beni y La Paz, que apoyan al dirigente. “Aún mantienen su idea de vivir de la universidad. Aún sigue pues Max Mendoza que ha dejado sus tentáculos en el sistema universitario”, enfatizó.

El congreso universitario comenzó por la mañana de este lunes con la bienvenida a las delegaciones, luego, verificaron las listas de acreditados y cerca de las 17:00 fue del debate para después conformar las comisiones que analizarán el temario; la previsión es que dure hasta el viernes.

El décimo tercer congreso se reinstaló luego de cuatro años, en 2018 se suspendió tras la muerte de un estudiante de la Universidad Pública de El Alto. Para esa gestión, Max Mendoza fue designado integrante del Presídium del CEUB y percibió cerca de Bs 22.000 como sueldo mensual hasta hace poco.