Solidaridad en tiempos de pandemia (Nota de Opinión)

Imagen ilustrativa

Por: Waldo Vargas Reyes

Desde 1980, cada 31 de agosto, se recuerda el Día Internacional de la Solidaridad, en honor al movimiento social polaco Solidaridad, que fue uno de los tantos responsables de la caída del muro de Berlín. Es más, uno de sus dirigentes sindicales, Lech Walesa, fue consagrado con el Premio Nobel de la Paz gracias a que promovió los ideales de la solidaridad no solo en su país de origen sino por todo el planeta.

Pero también desde 1915, hoy se recuerda el Día Internacional de los Afrodescendientes, en homenaje a las contribuciones de la dispersión africana alrededor del mundo, así como sensibilizar a la población acerca de la necesidad de eliminar las formas de discriminación contra los afrodescendientes.
Ambos acontecimientos, irradian la importancia de la ayuda mutua o el ser solidarios con nuestros semejantes y en la medida en que todos nos ayudemos y trabajemos por una causa común viviremos en un mundo mucho mejor. Por otro lado, se reafirma la libertad e igualdad de derechos, reconociendo su potencial de contribución al desarrollo y bienestar de la sociedad.

Es así, que en estos tiempos de la pandemia muchos aprendimos y valoramos la importancia de la solidaridad, donde cada uno aportó y aporta lo que puede en función de sus posibilidades. Misma que fue reflejada en las campañas sociales y comunicacionales que quedaran en la retina y la memoria del ser humano.

Por ello, es bueno felicitar a esos corazones de oro que aportan con un granito de arena para comprar material sanitario y ayuda a las familias más necesitadas, a las autoridades que siguen trabajando para lograr vacunar a sus habitantes, a los profesionales jóvenes de la salud que siguen trabajando contra todo viento y marea, como a los cientos de voluntarios que salen de sus casas a ayudar a los más vulnerables. Pero, también esta realidad, ha impulsado la necesidad de abordar las desigualdades y el racismo sistemático en materia de salud, un derecho humano fundamental.

Amén de todo, “La paranoia y el miedo no son, ni serán el modo. De esta saldremos juntos poniendo codo con codo”, dice el cantautor. músico y médico uruguayo Jorge Drexler.