Denuncian red de corrupción en la alcaldía administrada por Llally y nuevamente está en el ojo de la tormenta

Frontis de GAMP

  • Existirían cobro de hasta el ocho por ciento del valor total de un contrato

Potosí, Kollasuyo Digital

Según develaron concejales munícipes, la semana pasada hubieran conocido una denuncia verbal en contra del órgano ejecutivo, por lo que estos pidieron que la misma sea formalizada mediante una escrita, hecho que fue aceptado por el denunciante.

Según lo expresado por Reyna Menacho el pedido de diezmos son desde la gestión pasada e identifican a Beto Arancibia, secretario de desarrollo territorial y medio ambiente como el responsable de estos actos tildados de “corrupción”.

“En la alcaldía se está orquestando una red de corrupción”, dice parte de la nota firmada por Julio Cesar N. M., quien formaliza la denuncia que fue dada su lectura en sesión del Concejo Municipal devalando que incluso recibió llamados del propio secretario (Arancibia), cuando este aún no ocupaba el cargo que hoy detenta, el objeto de esos llamados serian para pedir se le asigne el ocho por ciento del total del contrato donde el titular de la empresa fue adjudicado.

La nota debeló más datos, entre ellos, que no solo fueron llamados telefónicos sino que también le pidieron encuentros con una presunta funcionaria municipal de nombre “Karen”, quien dijo ser la abogada de Arancibia que también insistió con la entrega de recursos económicos, caso contrario no se generaría la planilla de pago.

Ante estos hechos irregulares, el representante de la empresa busco una reunión con Jhonny Llally, que hubiera sido desarrollada en el domicilio particular de esta autoridad en persona, donde se le puso al corriente de todo lo ocurrido, pero sorpresivamente el alcalde tiempo después promueve a Arancibia al cargo de secretario municipal.

La misiva que tiene unas cuatro hojas, según expusieron los legisladores municipales, será puesta a conocimiento del ministerio público, junto a pruebas sobre el caso de presunta corrupción que salpica al ex cívico.