Página
Digital

Página Digital

martes, enero 31, 2023

Potosí - Bolivia

56 años
La Potencia Informativa
Radio en Vivo
Inicio¿Sabía usted?El revolucionario método...

El revolucionario método japonés para eliminar tu tripa: solo necesitas una toalla y cinco minutos al día

Este ejercicio permite reposicionar tu pelvis y tus vértebras de forma que la distribución de la grasa abdominal se modifique

Hacer deporte y adelgazar es sin duda el propósito estrella de cada año nuevo. Tras estas fechas llenas de comidas, cenas y fiestas uno de los principales propósitos que la mayoría de la gente suele marcarse es comenzar a hacer ejercicio, y ya que estamos, bajar esos kilos de más que se han cogido a final de año.

Las fechas navideñas son todo un desafío para nuestra báscula. Con tanto ajetreo social conseguir un equilibrio perfecto entre disfrutar de la comida y mantener el peso corporal parece misión imposible. Tras los polvorones, las uvas y el roscón de Reyes, los estragos de las comidas de Navidad en nuestro cuerpo son más que visibles: nuestra tripa se hincha y los botones parecen estar a punto de estallar. Por ello, muchos comenzamos a planificar un plan para borrar esos michelines acumulados durante estos días. Para lograr nuestro objetivo de volver a estar en forma tras los excesos, el sentido común nos dice que tenemos que machacarnos en el gimnasio. Pero ¿Y si te dijeran que puedes lograr tu objetivo en solo cinco minutos y que solo necesitas una toalla?

El secreto: redistribuir la grasa

Si bajar de talla es tu propósito para 2023, puedes lograrlo realizando el estiramiento que ha acuñado el doctor Fukutsudzi. Se trata de un ejercicio inicialmente ideado para corregir la postura, aliviar los dolores de espalda y mejorar la posición de la zona lumbar. Sin embargo, su creador, el médico japonés Toshiki Fukutsudzi, le ha atribuido otro beneficio: reducir el volumen de la cintura. Según el especialista, no se trata de un truco para adelgazar, sino para ganar abdominales a través de la redistribución de la grasa que se acumula en el abdomen. Se trata de una corrección postural para mejorar la posición de espalda y lumbares. Es un método que permite reposicionar tu pelvis y tus vértebras de forma que la distribución de la grasa abdominal se modifique (o al menos se ve a de otra manera). En otras palabras: ¡no más barriga!

El método Fukutsudzi no es un truco para adelgazar, sino para ganar abdominales a través de la redistribución de la grasa que se acumula en el abdomen. La rutina consiste en acostarse en el suelo con una toalla enrollada en la parte baja de espalda, justo por detrás del ombligo, donde se encuentran las lumbares. También lo puedes hacer con una esterilla de yoga enrollada o un cojín cilíndrico. Cuando hayas encontrado una posición cómoda, debes estirar los brazos y las piernas todo lo que puedas y colocar las piernas ligeramente separadas y los pies hacia dentro, de manera que los dedos pulgares se toquen. En cuanto a los brazos, tienes que estirarlos por encima de la cabeza, con las palmas de la mano mirando al suelo. Los talones quedarán separados unos 20 centímetros.

El ejercicio consiste mantener esta posición durante 5 minutos diarios sin mover las manos, pero separando y juntando los dedos de los pies, a la vez que respiras por la nariz de manera relajada. Debes mantener el abdomen en tensión. Lo ideal es mantener esta rutina durante 10 días y ser constante. El método Fukutsudzi se hizo muy popular en 2020, cuando un vídeo de TikTok publicado por la usuario @tiabagha se hizo viral al enseñar este truco para ganar abdominales con tan solo una toalla y 5 minutos diarios de entrenamiento.

Enrolla una toalla de mano -fíjate que quede con forma de rodillo (y/o pionono) de unos 10 cm de diámetro y unos 40 cm de largo (calcula el largo de tus hombros). Puedes sujetar la toalla con una goma para evitar que se desenrolle.

PASO 1. Acuéstate boca arriba sobre una esterilla (o en una superficie donde no te resbales). Coloca la toalla justo en las lumbares, encima del sacro. Alinéala a la altura del ombligo.

PASO 2. Estira las piernas, colócalas ligeramente separadas. Los talones deben estar separados unos 20 cm. y -es importante- coloca los pies mirando hacia dentro: que los talones queden separados y los dedos pulgares se toquen.

PASO 3. Estira los brazos por encima de tu cabeza. Mantenlos ligeramente separados y con las palmas de las manos giradas, hacia el suelo. Haz que los meñiques se toquen.

PASO 4. Aguanta en esta postura cinco minutos.

Respira profundo mientras los músculos de tu cuerpo se estiran, la columna se recoloca y la panza se endurece. Separa y junta los dedos de los pies. Pasado el tiempo establecido, relaja la postura.

Fuente: LA RAZON ESPAÑA 

Últimas Noticias

Continua leyendo

Nuevo adhesivo para heridas a partir de moco de caracol

Científicos chinos han desarrollado un adhesivo biológico natural a partir del moco de caracol para curar lesiones traumáticas y heridas crónicas. Los caracoles terrestres y su moco se utilizaban hace más de 2.000 años para tratar el dolor relacionado con...

Un robot con aspecto de hada vuela con la fuerza del viento y la luz

Investigadores de la Universidad de Tampere han desarrollado el primer robot volador pasivo dotado de músculo artificial, con la idea final de utilizarlo en el futuro para la polinización artificial. La pérdida de polinizadores, como las abejas, es un enorme...

¿Por qué no deberías enjuagarte los dientes con agua luego de cepillarte? Esta es la verdadera razón

Es común que el cepillado de dientes venga acompañado de un enjuague con abundante agua. Sin embargo, esta acción es negativa para el cuidado de tus dientes. Tras un lavado profundo con cepillo y pasta dental, el paso siguiente es...