Página
Digital

Página Digital

lunes, diciembre 5, 2022

Potosí - Bolivia

55 años
La Potencia Informativa
Radio en Vivo
InicioNacionalBobaryn: La renovación...

Bobaryn: La renovación en el MAS ya se ha producido, a la cabeza de Arce y Choquehuanca

La Paz, 09 de noviembre (Grover Yapura, Urgente.bo).- Freddy Bobaryn fue uno de los estrategas de la campaña electoral que llevó a la victoria de Luis Arce Catacora y David Choquehuanca, en las elecciones de octubre de 2020. Luego fue viceministro de Coordinación Gubernamental del Ministerio de la Presidencia. Hoy, lejos del ejercicio público, es uno de los impulsores de la renovación del instrumento político que sostiene al gobierno boliviano. En esta entrevista identifica los problemas estructurales que afronta el MAS y qué es lo que representan los actuales mandatarios del Estado Plurinacional.

En una entrevista extensa que publica la revista Oxígeno, Bobaryn argumenta que la renovación en el partido de gobierno ya se ha producido con Luis Arce y David Choquehuanca y que el Jefismo, como así prefiere llamarlo a la corriente que apoya a Evo Morales, representa cada vez más los intereses de la derecha, que ese grupo se ha hecho conservador. El periódico digital Urgente.bo publica una parte de la entrevista, en la que sostiene que: “la renovación ya se ha producido y se ha consolidado a la cabeza de nuestro presidente Luis Arce, y de nuestro vicepresidente David Choquehuanca. Esta es una disputa que en el plano de las ideas claramente ya hemos ganado”.

Desde hace algunas semanas son públicas las diferencias entre la cúpula del MAS y las nuevas corrientes del partido, ¿a qué atribuye esta situación?

Las diferencias no deben sorprendernos, es más deberíamos normalizar y aplaudir que existan. Contribuyen al generar un debate interno, a profundizar la democracia del instrumento político. Estos escenarios son habituales en cualquier parte del mundo, allí donde hay un movimiento político. En ese sentido, claro que debe haber una pluralidad de pensamiento y formas de entender la política, pero últimamente las diferencias están desbordando en el MAS IPSP fundamentalmente porque no hay la la amplitud de asimilar la pluralidad de visiones que es posible dialogar para llegar a un acuerdo. Hay que tener actitud y una visión integradora para recoger las divergencias convertirlas en convergencia, se requiere un pensamiento ecléctico capaz de destrabar las diferencias.

¿Por qué no es posible que las divergencias se conviertan en convergencias’

Es un tema de falta de habilidad política, hay que saber leer el contexto y tener un pensamiento ecléctico, hay que tener la capacidad de unir lo divergente y la amplitud horizontal de entender, tener la capacidad de dialogar, pero para dialogar primero tienen que saber escuchar.

Cada vez con más frecuencia, Evo Morales afirma que desde el gobierno lo persiguen, que tiene gente de derecha. ¿Cuál cree que es su objetivo?

Yo creo que es parte de su objetivo de preelectorizar el escenario político nacional, es parte de una clara estrategia para lograr titulares en los diferentes medios de comunicación.

A eso me refería sobre la necesidad de un pensamiento ecléctico en la política, a la capacidad justamente de entender que el actual contexto nacional es totalmente diferente, que no es el mismo contexto del 2006 – 2014- 2019. Ha cambiado el escenario político, nuestros líderes deben tener la capacidad de integrarse, de hacer parte al que piensa diferente, de no pretender descalificarlo o anularlo. La política muta con rapidez más en un contexto nacional como el nuestro. Entonces querer frenar el avance inexorable historia es una necedad.

Yo tengo la sensación de que la gente conservadora de derecha ha penetrado en el entorno del jefismo, esto es muy delicado y peligroso ya que si uno juega con fuego se quema.

Me parece que la energía transformadora, la que aclara el cambio dentro del Estado Plurinacional de poco, se ha ido apagando y los actores más cercanos al entorno del Jefismo se han convertido en actores conservadores de pensamiento, ideología, de táctica, de estrategia conservadora. En su momento esos actores se han abrazado con los grandes empresarios, han beneficiado a los grandes empresarios y a las logias cruceñas, pensando que les habían derrotado primero y segundo de que esos iban a lastimar a un proyecto claramente antagónico. Entonces, quienes nos han llevado a ese escenario de una alianza falaz con diferentes sectores ultraconservadores, se han mimetizado, empezaron a pensar como esos grupos ultraconservadores. Dejaron de representar los intereses del pueblo.  Entonces yo creo que ahí es donde se produce la primera fractura la primera traición la primera fractura con el pueblo.

Usted, como otros militantes del MAS, piden renovación en el partido de gobierno ¿por qué es necesario este cambio y hasta qué nivel debe llegar la renovación?

La renovación es una cuestión de sentido común y que actualmente está instalada en el escenario político de los bolivianos. La renovación fue una oferta electoral que nos permitió ganar las elecciones con más del 55%. Uno no puede llamarse militante del proceso de cambio y estar en contra del cambio. Además, la renovación ya se ha producido y se ha consolidado a la cabeza de nuestro presidente Luis Arce, y de nuestro vicepresidente David Choquehuanca. Esta es una disputa que en el plano de las ideas claramente ya hemos ganado.

Entonces, ¿cómo sostener este proceso de renovación?

Lo que vemos es que en estos momentos hay muchas presiones de parte del jefismo dirigidas a nuestro gobierno, a nuestro presidente para el cambio de autoridades, demás cosas, pero seguramente el Presidente tomara las decisiones que corresponda. Ahora bien, está claro que el gabinete que actualmente está vigente es producto de la renovación. Todos los actores políticos que están en cancha hoy en la política boliviana son actores jóvenes, son actores de alguna manera que tienen un alto perfil técnico.

Los objetivos políticos del MAS en este 2022 son los mismos del 2006. ¿Qué hay que reafirmar? ¿Qué hay que cambiar?

El principal objetivo claramente es la reactivación económica, debemos recuperar la solidez de nuestra economía y como consecuencia de aquello seremos nuevamente un referente en la región. También tuvimos una gestión impecable de la pandemia por el Covid-19; la Organización Panamericana de la salud nos ha tomado como un buen ejemplo de Latinoamérica por las medidas que asumió el gobierno de Lucho. Ahora hay que reafirmar nuestras exitosas políticas sociales han sido implementadas con éxito durante todo este tiempo. Sin embargo, lo que tenemos que mejorar es el ejercicio efectivo y la profundización de la democracia interna en el MAS –IPSP. Las decisiones que se toman por mayoría se deben respetar, y me parece no volverán los tiempos del dedazo.

Uno de los problemas estructurales del sistema político boliviano es el caudillismo. ¿Cómo se puede encarar en el MAS esta enfermedad?

Yo creo que se trata del dilema de construir lo público o no. A lo largo de la historia siempre hubo figuras fuertes, formadoras de pensamiento. Ahí tenemos como ejemplo Martin Luther King, Gandhi, Bolívar, Bartolina Sisa, Túpac Katari, que salieron en defensa de sus pueblos, pero han fungido como una correa de partición para inmortalizar ideas, luchas y causas se han transformado en forma de cómo pensamos y actuamos. Ese justamente es su mayor legado en el tiempo y al espacio. Esas ideas nos permiten tener un espacio compartido de hacia dónde tenemos que avanzar. Entonces tener figuras icónicas no preocupa tanto, lo que tiene que preocuparnos es cuál es el rol que cumplen estas figuras icónicas.

Hablemos de Evo Morales, ¿qué ha representado en el pasado y qué representa ahora en Bolivia?

Creo que tiene que simbolizar la lucha, la causa, las ideas. Tiene que simbolizar ese proyecto de transformación en favor de las grandes mayorías de nuestro país. Así va a trascender en el tiempo, puede dejar ese mensaje arraigado a favor de las y los bolivianos. Ese será su principal aporte para las nuevas generaciones. Yo creo que hay ciclos y evidentemente en el país estamos viviendo así con nuevos actores, hay nuevos liderazgos. Hay una dinámica que permite ver a los bolivianos que hay un relevo en el ejercicio real del poder dentro el Estado.

Usted plantea que ya se concretó la renovación en el MAS. En ese contexto, ¿qué representa el Presidente Arce y el Vicepresidente Choquehuanca?

En este momento ellos están a cargo de la nave del Estado de Bolivia. Ellos son los líderes nacionales y líderes del instrumento político. En este momento de alguna manera claramente han consolidado la renovación que tanto ha sido clamada por nuestras organizaciones.

Hay muchos retos y contradicciones que están presentes en cualquier organización política, lo que debemos hacer es avanzar de manera equitativa al objetivo común compartido. Tenemos que gestionar las contradicciones y consolidar objetivos que tenemos claramente definidos.

Fuente: Urgente

Últimas Noticias

Continua leyendo

Quillacollo amanece con más de 24 bloqueos que interrumpen acceso al municipio

Los viajeros que llegaron a la Llajta se vieron perjudicados en gran manera, puesto que tuvieron que caminar desde Vinto. Entre tanto, los pobladores que buscan ingresar o salir de dicho municipio deben caminar largos tramos y realizar transbordos.  Varios...

Salud declara el inicio de la sexta ola de contagios del Covid en Bolivia

Bolivia cerró la quinta ola con el 0.1% de letalidad e ingresó oficialmente a una sexta ola de la Covid-19 tras incremento de casos por cuarta semana consecutiva, según el informe epidemiológico 48 los positivos alcanzaron a 1.608, la...

Encuesta: Discurso de Arce sobre la Ley del Censo logró credibilidad en el 52% de la población

Según la encuesta de Diagnosis Estudios, el discurso del presidente Luis Arce que caracterizó la Ley del Censo como un "camino para la paz”, generó el 52% de credibilidad en la población, incluso en Santa Cruz. En cambio, el...