Página
Digital

Página Digital

sábado, diciembre 3, 2022

Potosí - Bolivia

55 años
La Potencia Informativa
Radio en Vivo
InicioInternacionalEl XX Congreso...

El XX Congreso del Partido Comunista Chino, un momento decisivo para Xi Jingping

A partir del domingo, el Partido Comunista Chino (PCCh) realizará su vigésimo Congreso, una gran reunión que promete pasar a la historia: Xi Jinping debería convertirse en el primer líder chino desde Mao Zedong en cumplir tres mandatos consecutivos. Pero la gran reunión del PCCh también debería permitir medir el alcance real del dominio de Xi Jinping sobre el partido.

Con 2.296 delegados, el XX Congreso del Partido Comunista Chino, se inaugurará el domingo 16 de octubre en Beijing y será una gran celebración del mayor partido político del mundo, con más de 96 millones de afiliados en China.

La gran reunión será crucial para el secretario general del PCCh, Xi Jinping. El actual líder chino tendrá un tercer mandato al frente del partido con motivo de este histórico Congreso. Desde Mao Zedong, una regla prohibía a un líder acumular más de dos mandatos sucesivos.

Una limitación establecida originalmente para evitar la excesiva concentración del poder en manos de un solo hombre y evitar los excesos del reinado de Mao Zedong. Pero Xi ignoró la regla al borrarla de los textos oficiales en 2018 y allanó el camino para un posible mandato de por vida.

Medidas de seguridad drásticas en Beijing

El actual líder de la segunda potencia económica del mundo también ha hecho todo lo posible para que su coronación transcurra sin contratiempos. Beijing vive desde junio al ritmo de las medidas de seguridad puestas en marcha al margen de la preparación del XX Congreso.

Más de un millón de personas han sido arrestadas, los empleados de las principales empresas con sede en Beijing no pueden salir de la ciudad durante el período del Congreso y los visitantes que llevan botellas de agua, están “invitados” a tomar un sorbo frente a la policía para demostrar que no están transportando líquidos peligrosos, según el ‘Financial Times’.

El domingo 9 de octubre, Xi Jinping también reunió a los 300 miembros del Comité Central para un ensayo final de los anuncios que se harán durante el Congreso.

El resultado saldrá a la luz a partir del 16 de octubre. Hace más de dos años, antes del Covid-19, la mayoría de los observadores pensaban que el suspenso era limitado: iba a ser el Congreso de consagración de Xi Jinping.

Pero mientras tanto, “ha estado la pandemia y la polémica aplicación de la muy costosa política ‘covid cero’, las tensiones chino-estadounidenses en medio de la disputa comercial y el acercamiento entre China y Rusia, en el momento en el que Vladimir Putin desató guerra en Ucrania, condenada por gran parte de la comunidad internacional”, asegura Marc Lanteigne, especialista en política china de la Universidad Ártica de Noruega.

Para el experto, Xi Jinping ha concentrado el poder en sus manos hasta tal punto que le resultará difícil liberarse de toda responsabilidad si se pusieran en entredicho ciertas orientaciones políticas.

Habría, por tanto, dos escenarios posibles: un congreso que confirme o refuerce la permanencia de Xi Jinping en el partido o una “cumbre que nos permita ver cuánto poder ha conseguido mantener a pesar de todo”, resume Lanteigne.

Los expertos buscan señales desesperadamente

Si el tema principal de este Congreso está claro, adivinar de antemano cuál de los escenarios triunfará “es una cuestión de especulación, ya que el partido se ha vuelto opaco bajo Xi Jinping”, reconoce Daniel Leese, historiador y sinólogo de la Universidad de Friburgo.

Rastrear las señales de advertencia de cambios en las relaciones de poder solía ser uno de los juegos favoritos de los sinólogos que se acercaban a un Congreso del PCCh.

Podrían ser “filtraciones” de documentos de trabajo en la prensa oficial, escritos por un experto de una u otra facción dentro del partido. Era una forma saber quién estaba en ascenso entre los altos ejecutivos.

Pero este año no se nota nada o casi nada. Una de las principales tendencias sería “una caída en el número de artículos de propaganda a favor de Xi Jinping durante algún tiempo. Lo que, en sí mismo, ha sido visto por algunos como un indicador de la dirección del viento político”, dice Leese.

Este signo, sin embargo, sigue siendo difícil de interpretar. “También puede significar que Xi Jinping ha perdido su brillo, o que está tan seguro de su ascendencia que ya ni siquiera necesita propaganda”, estima el historiador alemán.

Las especulaciones terminarán con el levantamiento del telón del XX Congreso. Aún falta saber descifrar el ritual y conocer las claves de la gramática del PCCh para leer entre líneas los comunicados oficiales.

Xi Jinping y los distintos bandos

En la escenografía oficial de un congreso del PCCh, el momento más importante ocurre durante la presentación de los 25 miembros del Politburó, el máximo órgano de decisión dentro del partido.

Con motivo de este XX Congreso, casi la mitad de los escaños pueden ser renovados, porque los titulares han superado el límite de edad (68 años). “Veremos en este momento cuántos son leales a Xi Jinping y logran ser elegidos allí”, señala Leese.

Este será el principal momento de la verdad, porque la composición de este órgano refleja el equilibrio de fuerzas entre las diferentes facciones y “el margen de maniobra político que tendrá Xi Jinping”, específica Lanteigne.

De hecho hay distintos bandos dentro del PCCh, a pesar de dar la imagen de ser un partido completamente dedicado a la causa de Xi Jinping.

Dos de los principales clanes que aún podrían hacerle pasar un mal rato al secretario general son “la camarilla de Shanghái, respaldada por el exlíder chino Jiang Zemin, quien aboga por más reformas económicas y la facción de la Juventud Comunista, que defiende la primacía de la partido sobre sus líderes”, resumen los expertos entrevistados por France 24.

Pero para desentrañar estas luchas internas, aún hace falta saber a qué bando pertenece cada miembro del grupo.

La importancia de los “Pensamientos de Xi Jinping”

Li Keqiang, el actual primer ministro, será uno de los indicadores más reveladores del control de Xi Jinping para los no iniciados. Con 67 años, teóricamente se acerca a la edad de jubilación y el presidente chino ha hecho todo lo posible para minimizar su influencia.

Habría llegado el momento de que Xi lo reemplazara con uno de sus seguidores. “Si no lo hace, es una señal de que Xi Jinping no ha logrado sacudir el statu quo a su favor”, subraya Alex Payette, sinólogo y director de la firma Cercius Group, con sede en Montreal.

Si Li Keqiang se mantiene al frente del poder, también es un comienzo de desautorización de una parte de la política económica de Xi Jinping.

“El primer ministro, aunque borrado, se beneficia de la imagen de un hombre comprensivo que tiene sus propias ideas económicas. Si Xi Jinping no logra sustituirlo, también será una señal de que el partido puede querer probar otro enfoque económico en el contexto actual de desaceleración del crecimiento”, juzga Lanteigne.

Pero este congreso no es sólo una cuestión de personas. Los símbolos y la ideología jugarán aquí un papel importante.

“Una de las grandes preguntas será si Xi Jinping logrará acortar el título de su contribución ideológica al partido, que se llama ‘El pensamiento de Xi Jinping, sobre el socialismo’”, dice Steve Tsang, director del Instituto de China de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres.

Este largo título destaca principalmente las orientaciones y no tanto el nombre del presidente chino, quien preferiría que su pensamiento pasara a la historia bajo el título ‘El pensamiento de Xi Jinping’ o ‘El pensamiento marxista de Xi Jinping’.

Un matiz significativo porque las reformulaciones ya no se refieren a China, y por extensión al PCCh. Si el vigésimo Congreso ratifica esta modificación, Xi Jinping será elevado oficialmente por encima del partido, lo que, para Steve Tsang, “destruiría todo el edificio de la toma de decisiones colectiva y ya no haría de Xi Jinping el hombre fuerte de un partido, sino un dictador”.

Fuente: FRANCE24

Últimas Noticias

Continua leyendo

Estados Unidos presenta su primer bombardero en 30 años, el B-21 Raider

El Pentágono de Estados Unidos ha presentado su primer avión bombardero en más de 30 años, el B-21 Raider, que está diseñado para lanzar municiones convencionales y nucleares con una precisión "formidable". Según ha detallado el Departamento de Defensa estadounidense,...

Irán comienza la construcción de su nueva central nuclear de Juzestán tras décadas de planificación

El Gobierno iraní está ultimando ya los preparativos para construir su nueva central nuclear en la provincia de Juzestán, en el suroeste del país, tras décadas de planificación, y que espera tener terminada para el año 2030. El máximo responsable...

La junta birmana condena a muerte a siete estudiantes, según la ONU

Bangkok (AFP) – La junta militar de Birmania pronunció esta semana al menos siete nuevas condenas a la pena capital, llevando a 139 el número de personas en espera de ejecución en este convulsionado país del sudeste asiático, informó...