Ni autoridades educativas, ni defensoriales se pronuncian sobre las agresiones protagonizadas por algunos estudiantes del Calero

momnetos donde se registran las agreciones

  • Fueron actores de agresiones físicas y verbales en espacios públicos

Potosí, Kollasuyo Digital

El pasado 17 de junio, estudiantes de los diferentes colegios fiscales de la ciudad fueron convocados a participar del DinoFest, organizado por el ministro de Gobierno Eduardo del Castillo, en el estadio Víctor Agustín Ugarte de la ciudad de Potosí, para que juntos asuman un compromiso contra la “violencia y el crimen”.

En esa fecha y durante el acto, irónicamente la mayoría de los estudiantes del colegio Juan Manuel Calero acompañados de su banda de música empezaron a interpretar melodías de una canción del folclore boliviano que titula Rosita Pochi, cambiándole la letra para insultar y denigrar a las adolescentes que se forman en el Liceo Santa Rosa, quienes hacían su paso por las graderías donde el calero se encontraba. Entre la letra que era coreada a gritos por los estudiantes las calificaban de prostitutas, acusándolas de ser mujeres de mal vivir.

El segundo acto de violencia fue perpetrado en inmediaciones de plaza Bolívar a plena luz del día, donde no solo se limitaron al insulto, sino que procedieron a dar golpes de puño y patadas a alumnos del colegio Pichincha que se encontraban transitando el sector.

Algunos de los estudiantes del Calero aprovechando su superioridad numérica, acorralaron a sus víctimas y conforme muestra el video que circula por redes sociales, se evidencia como incluso llegan a arrebatar una prenda de vestir y la arrojan a una multitud que aplaudía y festejaba la violencia.

A más de un día de lo ocurrido, ni las autoridades educativas, defensorías de la niñez, ni la defensoría del Pueblo que suele actuar en otro tipo de situaciones de oficio se pronuncia ni dice nada sobre los hechos de violencia que según la legislación boliviana configuran en delitos y tipos penales y que por redes sociales son duramente criticadas por la ciudadanía potosina.