CC sugiere cerrar la fábrica de vidrio si no genera utilidades; Envibol dice que tiene contratos

La conferencia de prensa de la bancada de Comunidad Ciudadana. Richard Mamani/CORREO DEL SUR

Legisladores opositores visitaron Zudáñez y encontraron una “fábrica improvisada y deficitaria”; desde el MAS y Envibol afirman que la producción es normal y permite enviar envases al interior

Sucre, Correo del Sur

La fábrica de envases de vidrio, instalada con una inversión de casi 400 millones de bolivianos, fue inaugurada en mayo de 2019 durante la gestión del entonces presidente Evo Morales.

Durante los primeros meses de funcionamiento, la parte administrativa y el Gobierno se movilizaron para concretar ventas a empresas de bebidas; sin embargo, la crisis política de 2019 y la pandemia de coronavirus provocaron la paralización de sus actividades.

Además, la fábrica debe sopesar con la falta de una red de gas natural, por lo que debe ser abastecida por carros cisternas que elevan los costos de producción.

En abril de este año, antes de la segunda vuelta por la Gobernación, el presidente Luis Arce encabezó un acto de reactivación de la factoría en el municipio de Zudáñez.

“Fábrica improvisada y deficitaria”

Ante denuncias de la falta de utilidades, la bancada de Comunidad Ciudadana (CC) visitó las instalaciones de la Empresa Pública Productiva Envases de Vidrio de Bolivia (Envibol) y si bien no pudo realizar una inspección completa por la ausencia de sus ejecutivos, denunció que encontró una “fábrica improvisada y deficitaria”, además de un “condominio privado” para los trabajadores.

El diputado de CC Marcelo Pedrazas indicó que durante la visita evidenciaron que no estaba ni el 35% de los trabajadores en sus puestos y una cantidad considerable de envases de vidrio a la intemperie

“Vamos a llegar hasta el último elemento que tengamos que transparentar y si es necesario, vamos a exigir que se cierre la fábrica que no tiene la rentabilidad necesaria y que asuman la responsabilidad los que en su momento intervinieron por un capricho político sin ni siquiera un mínimo de profesionalismo”, reclamó el diputado de CC Pablo Arízaga, que también participó en la inspección.

La respuesta del MAS

El presidente de la Brigada Parlamentaria de Chuquisaca, Gustavo Cuéllar del Movimiento Al Socialismo (MAS), calificó la denuncia de CC como “política” y que se trata de una “mentira” porque la fábrica ya despacha envases de vidrio al interior, pese a que se encuentra en reactivación.

“Está nuevamente estabilizándose para que podamos reactivar y generar esos recursos económicos”, indicó Cuéllar, al lamentar que sus colegas de la oposición “no quieren el desarrollo de Chuquisaca”.

Sobre la falta de una red de gas que beneficie a la fábrica, adelantó que realizan gestiones con Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), mientras tanto, continúa el abastecimiento con cisternas.

Envibol también sale al frente

El gerente técnico de Envibol, Fernando Salinas, rechazó las observaciones de CC, invitó a una inspección para el siguiente miércoles y prometió que la fábrica arrojará utilidades para este año.

Dijo que las visitas son continuas a la fábrica, inclusive dijo que reciben dos por semana, pero avisó que deben ser programadas y cumplir varios requisitos como las pruebas negativas de covid-19 para preservar la salud de los trabajadores y cumplir los protocolos de bioseguridad.

Salinas informó que Envibol tiene contratos “grandes” con la Cervecería Boliviana Nacional, Coca Cola y Vinos Kohlberg, pero admitió que la fábrica registró un déficit durante la gestión 2020 y atribuyó al “golpe de Estado”.