Denuncia de ‘abuso’ y polémica marcaron nueva salida de Añez a examen médico

Jeanine Áñez notablemente desmejorada / Imagen APG

Familia ve atropello

La Paz, Erbol

La tarde de este viernes la expresidenta Jeanine Añez fue llevada de la cárcel de Miraflores a realizarse nuevos estudios médicos en el Instituto Nacional del Tórax, sin embargo, se generó polémica porque la familia de la exmandataria denunció que la orden judicial era para trasladarla a una clínica y que tampoco se les informó con anterioridad.

“Es totalmente un abuso. Estas personas son inhumanas, indolentes, están yendo en contra de la vida de una mujer totalmente indefensa, de una madre. Yo estoy desesperada porque es el colmo este atropello a los derechos, aquí hay que priorizar la salud. Está en riesgo la vida de mi madre”, dijo Carolina Ribera, hija de Añez.

Ribera denunció que desde horas de la mañana hicieron vigilia con su hermano, uno en cada puerta de la cárcel de Miraflores, porque no tenían certeza de lo que ocurriría con su madre. Entonces, ya se conocía una orden judicial para que Añez sea llevada a la Clínica Alemana para ser atendida.

Añez fue sacada de la cárcel de Miraflores a las tres de la tarde. Fue llevada en silla de ruedas a la ambulancia, mientras su hijo le gritaba para saludarla. Al grito de “mi hijo”, la exmandataria vio a su familiar que la esperaba.

Sin embargo, se generó sorpresa porque Añez fue llevada al Instituto Nacional del Tórax y no a la Clínica Alemana, lo cual fue repudiado por su hija. La exmandataria estuvo menos de una hora en el centro médico.

 


Señaló que para este viernes el cronograma era comenzar a las ocho de la mañana con la toma de muestras, a las 11 se tuvo la visita del psiquiatra y a las tres de la tarde llevar a Añez al Hospital. Aseveró que esta agenda se fijó antes de que se notifique la orden para llevar a la reclusa a la Clínica Alemana.

El funcionario dijo que ahora dependerá del juez y abogados que soliciten otra salida.

La abogada de Añez, Norka Cuellar, rechazó que una orden administrativa de Régimen Penitenciaria esté por encima de una orden judicial. Denunció que no se ha informado con anterioridad a la defensa.

Aseveró que Añez no se encuentra bien de salud y tiene dificultades para movilizarse inclusive, además de su bajo peso.

Carolina Ribera expresó sus reclamos directamente al funcionario de Régimen Penitenciario, por no haber comunicado oportunamente los planes para su madre. “Le van a matar a mi madre, la van a matar. No sabemos qué pasa con ella”, agregó.